fbpx

Dado que la impresión 3D es una tecnología que está revolucionando los modelos de fabricación conocidos hasta el día de hoy, ésta está experimentando un gran crecimiento. En este artículo vamos a ver las diferentes tendencias clave de la impresión 3D que están promoviendo y ayudando en este crecimiento.

Incremento de participación: primera de las tendencias clave de la impresión 3D

La fabricación aditiva o impresión 3D sigue evolucionando en cuanto a su incorporación en diferentes sectores.  Mientras ya se ha desarrollado en algunos sectores, otros están comenzando con ésta, siendo cada vez mas numerosos los que se suman a la fabricación aditiva.

La fabricación aditiva no ha llegado para sustituir de forma completa a los procesos de fabricación tradicionales. Sin embargo el desarrollo de la impresión 3D va a conllevar que muchas industrias la comiencen a utilizar en sus procesos de fabricación, ya sea para sustituir funcionalidades existentes o para añadir nuevas funcionalidades. Esto va a hacer que muchas industrias realicen cambios en sus modelos de fabricación.

Es probable que el mercado de impresión 3D lleve a cabo un aumento relevante en cuanto a su penetración en el mercado se refiere y que, gracias a colaboraciones de la industria y las nuevas tecnologías, se encuentren nuevas formas de uso.

Por otro lado, las soluciones que la propia fabricación aditiva va presentando, también están creciendo a un alto ritmo. Así los fabricantes presentan constantemente nuevos modelos de máquinas cuya tecnología permite nuevas aplicaciones.

Esto junto con el desarrollo en paralelo de otras tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial, ayudan también al desarrollo de la impresión 3D. Así por ejemplo la IA está permitiendo a impresoras 3D operar por sí mismas y ser más eficientes. Otras como la visión artificial empieza a utilizarse para corregir errores de impresión 3D en tiempo real.

Hace tiempo que la fabricación aditiva dio el salto pasando de ser usada sólo para la creación de prototipos a utilizarse en un amplio espectro de piezas industriales. Desde entonces no ha parado de aumentar su participación en él.

Incremento de los materiales disponibles: segunda de las tendencias clave de la impresión 3D

La tecnología aditiva no sólo permite innovar y ampliar fronteras, también posibilita gestionar los costes de producción y reducir los excesos de consumo de materiales

En primer lugar, el mercado de los termoplásticos que continúa creciendo a un ritmo estable. En segundo el de los materiales metálicos que va obteniendo cada vez más importancia.

Es muy destacable el aumento de los materiales compuestos que compiten con el metal. Por ejemplo la fibra de carbono que ha sido utilizada para varios desarrollos notables. Otro ejemplo es la impresión 3D que utiliza materiales compuestos de fibra continua fabrica piezas de una misma resistencia que piezas de metal pero además consigue que sean más livianas y más asequibles. Sin duda este tipo de materiales va a experimentar un enorme crecimiento en los próximos años.

También destacamos los polímeros de alto rendimiento. Destaca su uso en aplicaciones del sector sanitario por sus propiedades biocompatibles, permitiendo crear de esta forma implantes impresos en 3D que se pueden personalizar para los distintos pacientes.

La relación con el medio ambiente: tercera de las tendencias de la impresión 3D

Las empresas, indiferentemente del sector que ocupen, deben estar comprometidas con el medio ambiente y llevar a cabo una serie de acciones para respetar al mismo.

La impresión 3D se caracteriza por ser una tecnología comprometida con el medio ambiente por varios motivos:

Los procesos de fabricación aditiva utilizan sólo el material necesario, mientras que la fabricación sustractiva extrae la pieza por corte o deformación de un trozo de material y en ello se produce un deshecho. Los cambios en el diseño de las piezas que la libertad que otorga la fabricación aditiva hacen posible, consiguen en muchos casos ahorrar en material de fabricación, lo que corresponde a peso y a su vez a impacto en la huella de carbono de su transporte.

El uso de materiales biodegradables que no dañan el medio ambiente está muy extendido y así el PLA, derivado del maíz, es uno de los más utilizados.

La posibilidad de fabricar las piezas en el lugar y sitio donde se requieran, produce una disminución en la huella de CO2 ya que se ahorra el transporte de la fabricación tradicional, que fabrica en una fábrica central y se envía posteriormente al lugar de consumo.

Ejemplos de empresas que aplican las últimas tendencias de la impresión 3D

Empresas como Zero Waste Future lleva a cabo la impresión de mobiliario urbano a través de plástico reciclado, es un ejemplo de tecnología sostenible.

Otro ejemplo es el sector de la construcción ya que las casas impresas en 3D representan un ejemplo de sostenibilidad. En la construcción de estas casas y edificios futuristas, se consigue desperdiciar menos cemento, lo que supone un ahorro en materiales. La mano de obra necesaria para la construcción es también mucho más reducida. Destaca el ejemplo de NewStory quien fabricó 100 casas en 8 meses. El coste unitario rondó los $6000. La impresión 3D en el sector de la construcción hace más asequible la vivienda y va a solucionar muchos de los problemas actuales.


En conclusión, la impresión 3D, varía a lo largo del tiempo en función de que se produce el desarrollo de esta tecnología. Con el tiempo toda evolución está dirigida a un progreso y mejora de la vida cotidiana utilizando tecnologías de estas características.

Si quieres hacer un seguimiento de modelos que vamos imprimiendo en nuestra Tienda, puedes pinchar aquí. Para más información puedes contactar con nosotros en [email protected], el teléfono 914879457 o puedes rellenar este formulario :

Share This